Síguenos en:

Resiliencia ciudadana: el camino venezolano


Publicado por:
Publicado el: 11 de septiembre de 2018

En diversas oportunidades la vida nos pone a prueba. Nos plantea situaciones que superan nuestras capacidades, cuestionándonos si tenemos la suficiente fuerza y la voluntad necesarias para continuar adelante. En este punto se tienen dos opciones: dejarnos vencer y sentir que hemos fracasado o sobreponernos y salir fortalecidos; apostando por la resiliencia.

En el contexto actual de Venezuela, de crisis política y económica sostenida, el término de “resiliencia venezolana” podría acuñarse como una realidad de sus ciudadanos. Día a día atravesamos por momentos de tensión, de dificultades y de realidades no esperadas. Situaciones difíciles, como familiares y amigos que se alejan, fallecimientos de personas cercanas; así como la escasez de alimentos e insumos médicos y carencias monetarias. Estas no nos permiten mantener una calidad de vida cien por ciento digna.

Por esta razón, el Centro de Justicia y Paz (Cepaz), en entendimiento de esta realidad, busca trasmitir a la sociedad venezolana ese espíritu de resiliencia ciudadana, asumiendo nuestra capacidad de sobreponernos ante contextos adversos. Al identificar las oportunidades, aprovechar nuestras habilidades y fortalezas e incluso nuestro ingenio para reinventarnos. La meta es salir adelante en búsqueda de la mejor manera de vivir, a pesar de la llamada “situación país”.

¿Qué se entiende por resiliencia?

El significado de resiliencia, según la definición de la Real Academia Española de la Lengua (RAE) es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas. (Real Academia Española de la Lengua , 2014)

Entendiéndose como la facultad innata en todos los seres humanos de superar situaciones adversas ante cualquier circunstancia. Al no lograr vencer la fatalidad se debe salir más fortalecido. Se debe alcanzar un estado de bienestar no solo en lo personal y familiar sino en el medio de trabajo donde se desenvuelve. (Branden, 1985)

¿Cuáles son las características de la resiliencia?

La resiliencia puede manifestarse de diversas formas. Wolin recopila una serie de características centradas en siete pilares. (Wolin, 1993)

  • Perspicacia: Capacidad para observar y observarse a sí mismo simultáneamente, para hacerse preguntas difíciles y responderse honestamente.
  • Autonomía: Capacidad para fijar los propios límites en relación con un medio problemático, para mantener distancia física y emocional respecto a los problemas y a las personas, sin llegar a caer en el aislamiento.
  • Interrelación/Relación: Crear vínculos íntimos, fuertes con otras personas, con quienes se sabe que se puede confiar cuando se necesita apoyo incondicional.
  • Creatividad: Capacidad de crear orden, belleza y objetivos a partir del caos y el desorden.
  • Iniciativa: Tendencia a exigirse a sí mismo y a ponerse a prueba en situaciones cada vez más exigentes.
  • Humor: Es la capacidad de encontrar el lado positivo para ver lo absurdo en los problemas y dolores propios, para reírse de sí mismo.
  • Ética: Capacidad de desearles a otros el mismo bien que se desea para sí mismo y comprometerse con valores específicos.

¿Cuáles son los elementos presentes en la resiliencia?

La resiliencia incluye mantener flexibilidad y balance en la vida mientras se enfrentan circunstancias difíciles y eventos traumáticos, caracterizando por la presencia de tres elementos claves:

  • Adversidad: El término adversidad puede designar una constelación de muchos factores de riesgo o una situación de vida específica. La adversidad puede ser definida objetivamente a través de instrumentos de medición, o subjetivamente, a través de la percepción de cada individuo.
  • Proceso: La noción de proceso permite entender la adaptación resiliente en función de la interacción dinámica entre múltiples factores de riesgo y de protección. Los cuales pueden ser familiares, biológicos, fisiológicos, cognitivos, emocionales afectivos, sociales y/o culturales.
  • Superación de la adversidad: Esto ocurre cuando el individuo ha alcanzado expectativas sociales asociadas a una etapa de desarrollo, o cuando no ha habido signos de desajuste.

Contextos y resiliencia ciudadana

Las situaciones donde una persona se muestra resiliente, son aquellas donde se produce alguna circunstancia traumática de cualquier tipo. Generalmente estas crisis son temporales o circunstanciales, y están relacionadas con enfermedades, muertes, violencia, conflictos sociales, bélicos o desastres naturales. (Bisquerra, 2002)

En estos escenarios, la ciudadanía se ve coaccionada a crear nuevas formas de actuar, de funcionar, teniendo que innovar para adaptarse a estos cambios. Es ahí donde los espacios de participación ciudadana, el intercambio de información entre diferentes organizaciones y organismos favorecen a la resiliencia ciudadana a través del aprendizaje, la creación de soluciones conjuntas y la innovación. (Pirela, 2017)

Sin embargo, para que se dé la innovación social, la ciudadanía debe estar cohesionada y organizada, deben existir redes sociales, espacios de encuentro y herramientas que favorezcan dicha cohesión social. (Pirela, 2017)

También es necesario el auto cuestionamiento del individuo con preguntas como: ¿Qué puedo hacer yo?, ¿Cómo generar un bienestar para mí y para los otros? Dado a que una verdadera resiliencia ciudadana va de la mano con el bienestar, y con buscar un crecimiento o una evolución tanto personal como colectiva. (Transitando, 2001)

Estrategias para desarrollar resiliencia

Un punto importante para fortalecer la resiliencia es reconocer que la crisis es parte de la vida humana, acompaña a la persona a lo largo de su desarrollo. Por ello es fundamental enfrentarnos a las crisis con aceptación.

De esta manera, estaremos dispuestos a encontrar herramientas que nos permitan protegernos y proteger a los otros. Mediante la búsqueda de soluciones en conjunto, teniendo como objetivo  el afrontamiento de la situación, como un reto, que requiere acciones de solución y de recuperación.

En este sentido, Cepaz en su IV Encuentro de la Redac, a realizarse en Caracas el próximo 21 de septiembre, estará desarrollando el tema: Resiliencia ciudadana por la paz y los derechos humanos. La agenda pretende hacer un balance de los activismos que ha impulsado Cepaz, y desde allí se compartirán buenas prácticas y visiones innovadoras sobre el activismo ciudadano.

Como cada año, los integrantes de la  Red de Activistas Ciudadanos por los Derechos Humanos (Redac) estaremos encontrándonos para realizar la evaluación de las líneas de acción, lo que permite priorizar los activismos a emprender.

Estos cuatro años de actividades han sido de crecimiento y consolidación. El trabajo de Redac, como espacio de acción conjunta donde el activismo ciudadano por los derechos humanos es su principal bandera, es fundamental en los momentos que vive en Venezuela.

Consideraciones finales

En la situación venezolana, a pesar de tener varios años poniendo a prueba nuestro equilibrio físico y emocional, muchos hemos sido capaces de superar los obstáculos y seguir abrigando esperanzas.

Somos testigos de cómo por razones de diversa índole, las empresas, organizaciones, los emprendedores, trabajadores y el ciudadano en general de nuestro país, se han visto afectados por sucesos de diferente naturaleza y magnitud. Mostrando capacidad de reacción para sobreponerse a las dificultades y continuar su actividad del día a día, incluso en muchas oportunidades, con mayor éxito que antes.

Por estas razones, Venezuela se ha vuelto un país de resilientes, de personas que han sacado lo mejor de sí cuando se encuentran con la adversidad, donde su gente se ha vuelto capaz de enfrentar la crisis y reinventarse en ella.

Asimismo como miembros de la sociedad civil organizada hacemos una llamado a la reflexión en nuestro papel como defensores de derechos humanos, al no permitir la normalización de las violaciones de los derechos de nuestros ciudadanos. Es parte de nuestro deber, documentar, denunciar y difundir estas irregularidades ya que es el puente entre la resiliencia y los derechos humanos desde la perspectiva ciudadana.

Referencias

Bisquerra, R. (2002). Grupo de Recerca en Orientación Psicopedagógica. Disponible aquí.

Branden, N. (1985). Cómo mejorar su autoestima. Disponible aquí.

Pirela, A. (2017). VENEZUELA: País de Resilientes. Disponible aquí.

Real Academia Española de la Lengua. (2014). Resiliencia. Disponible aquí.

Transitando. (2001). Innovación y cohesión social: la ciudadanía y su papel en la resiliencia urbana. Disponible aquí.

Wolin, S. W. (1993). The Resilient Self: How Survivors of Troubled Families Rise Above Adversity. Disponible aquí.


Comentarios


Deja un comentario