Síguenos en:

Empoderamiento de las mujeres: conceptualización y estrategias


Publicado por:
Publicado el: 25 de febrero de 2019

Han transcurrido más de dos décadas desde que las activistas e investigadoras feministas aglutinadas en la Red DAWN-MUDAR formularon una visión alternativa al discurso hasta entonces dominante en el trabajo del desarrollo con las mujeres. Analizando la situación de las mujeres desde una perspectiva “tercermundista” que diera cuenta de las necesidades e intereses de las mujeres pobres, hicieron de los planteamientos feministas y de la creación de organizaciones de mujeres los referentes principales de la estrategia para enfrentar la desigualdad de género, sin dejar de lado una vocación transformadora de las estructuras económicas y  políticas que determinan las vidas cotidianas de las personas más desfavorecidas.

El documento colectivo que la red presentó en la Conferencia de Nairobi denominó  a esta visión enfoque del empoderamiento1. Desde entonces, muchas organizaciones de mujeres califican de esta manera a una estrategia de lucha por la igualdad que hace del fortalecimiento de las capacidades y autonomía de las mujeres la herramienta clave para transformar las estructuras sociales, incluidas aquellas que perpetúan la dominación masculina.

En el campo de las mujeres y el desarrollo, la evolución de este enfoque ha tenido luces y sombras. En una primera etapa la visión radical del empoderamiento como estrategia para el cambio se fortaleció teórica y políticamente, gracias a las elaboraciones feministas sobre los intereses de género2 y las reflexiones de organizaciones de base que trabajaban por el empoderamiento de las mujeres pobres; sin embargo, después de la Conferencia de Beijing -que lo legitimó como una poderosa estrategia para avanzar hacia la equidad de género en el mundo- el concepto ha penetrado en el discurso oficial asociado a la idea de que el empoderamiento de las mujeres contribuye al logro de las metas globales del desarrollo, mientras los movimientos de mujeres enfatizan que el empoderamiento de las mujeres es un objetivo del desarrollo que se justifica en sí mismo, sin necesidad de recurrir a sus supuestas sinergias con objetivos considerados más globales o relevantes.

Puedes consultar el material completo aquí.


Comentarios